La presencia de mujeres en los cargos más altos de las instituciones científicas no es proporcional al número de mujeres cualificadas que trabajan en ellas. Así mismo, se constata que el número de mujeres en puestos de liderazgo está prácticamente estancado o avanza muy lentamente.

Incrementar la participación de las mujeres en el sistema es un objetivo compartido por numerosas instituciones científicas en Europa.

I-CERCA se ha implicado de manera decidida en este aspecto, y ha incorporado medidas específicas para favorecer la implantación de la perspectiva de género en los centros de investigación de excelencia en Cataluña.

Los datos extraídos de la base de datos UNEIX (2019 – 2020) muestran una tendencia similar al resto del sistema de investigación. Es decir, hay paridad entre los hombres y las mujeres que acceden a la carrera científica, pero, justo al terminar el doctorado, comienza el desequilibrio de género en detrimento de las mujeres.

Las causas son diversas y no tienen que ver sólo con la maternidad y la conciliación familiar, sino que es el mismo sistema que las expulsa, al no ofrecer un entorno adecuado o ejerciendo, inconscientemente, un sesgo de género en momentos clave como la selección de personal.

Investigadoras R1 (predoc)

Investigadoras R2 (postdoc)

Investigadoras R3+R4 (senior y PI)